Dejar las cosas para después es una señal de que tienes miedo (de algo bueno o malo)

Cuando dejamos las cosas para después puede ser que tenemos miedo y no queremos tomar la decisión en este momento.

Miedo al fracaso, a lo que digan los demás, a demostrarnos que no podemos y muchas veces incluso tenemos miedo a tener éxito en aquello que queremos lograr porque nos aterroriza la idea de enfrentarnos a una nueva situtación que no creemos que seamos capaces de mejorar o peor aun porque implica dejar ese rincón de comodidad en el que estamos ahora. Aunque si lo pensamos bien tampoco es tan cómodo pero es conocido.

¿Cuáles son las cosas que has venido dejando para después?
Ya no dejes las cosas para despues
- Cambiar de look
- Estudiar algo nuevo
- Hacer ejercicio
- Terminar con una relación que te destruye
- Pedir perdón
- Cambiar de trabajo
- Pagar una deuda
- HAcer algunos cambios

¿Cuáles son tus miedos?

- Fracasar
- Tener éxito
- La opinión de los demás
- No contar con los recursos

Incluso tener éxito y ser diferente es un miedo que no queremos reconocer.

Desde mi punto de vista y en mi experiencia lo que yo he visto es que dejamos una buena idea para después porque no tenemos todo bajo control, nos enfrentamos ante una incertidumbre donde hay muchas variables que no podemos controlar.

- Si cambiamos de look y nos cortamos el cabello, no sabemos en realidad cómo nos vamos a ver, qué van a opinar los demás, si nos vamos a sentir cómodas o no con nuestra nueva imagen. Sinceramente, lo más probable es que el cambio sea bueno y que nos sintamos contentas por nuestra decisión pero esos miedos a lo desconocido son los que nos hacen que sigamos aburridas y estancadas con este look que no hemos podido cambiar. Nos preocupa lo que los demás van a decir porque nos vemos diferentes, nos preocupa qué van a opinar las personas que llevan años de conocernos y que saben que no somos modernas o atrevidas. Nos preocupan tanto otros que nos dejamos de preocupar por lo que nosotras sentimos, por lo que nosotras queremos y la verdad es que ni siquiera somos tan importantes para los demás porque todo mundo sigue pensando en si mismo y en sus propios miedos. Por el contrario, tus propios cambios pueden inspirar a otras personas. Los días que yo me atrevo y tengo tiempo para vestime diferente y a la moda y me encuentro con otras mamás lo único que recibo son buenos comentarios y muchas de esas otras mujeres que me ven me han dicho que han sido inspiradas a cambiar su look, usar un lápiz labial de color diferente o simplemente quitarse la aburrida ropa que siempre se ponen para ir a recoger a sus hijos al colegio. Tal vez hoy sea el día en el que te puedas decidir a verte mejor y diferente sin que te importe lo que los demás piensen y cuando lo notes solo pensarás que te ves muy bien.

- Queremos empezar algo nuevo como estudiar algo, algo que en la mayoría de los casos es algo completamente diferente a lo que hemos venido haciendo por años y nos da miedo lo que los otros van a pensar. Pensamos en la opinión de nuestras amigas de la preparatoria que saben que nunca nos gusto cocinar y ahora nos sentimos atraídas a ser las mejores reposteras. Pensamos en lo que van a decir nuestros compañeros de trabajo que conocen nuestro lado ejecutivo si saben que estamos tomando un curso de manualidades que cae dentro de lo femenino y lo delicado. Queremos esconder nuestras pasiones por no mostrar una parte de lo que somos nosotras. Tenemos que entender que las mujeres cambiamos, cambiamos a diario, un día nos gusta una cosa y odiamos otra y en unos años más podemos interesarnos en algo que antes no despertaba el mínimo interés en nuestra vida y eso está bien. Si te preocupa lo que digan los demás acuérdate que todas las mujeres sobre todo pasamos por eso. Nos gusta la variedad, darle colores a nuestra vida y aprender nuevas cosas es una de ellas. Yo he tenido este conflicto muchas veces, como muchas de ustedes saben yo tengo una maestría y una licenciatura en negocios y ahora parece ser que de Business Woman me convertí en Life Coach. La verdad es que no es así, siempre me ha interesado la psicología y las personas pero tal vez lo que hice desde hace mucho fue posponerlo hasta que tuviera una mejor oportunidad.

No pospongas algo que quieres hacer enfrenta tus miedos y lleva a cabo tus ideas, aunque sea dando pasos pequeños. Los pasos pequeños parecen ser menos aterradores y una vez que los damos nos vamos dando cuenta de que no es tan difícil dar los siguientes pasos que parecen ser más complicados.

A partir de hoy puedes empezar a enfrentar tus miedos FEAR (en inglés) y dejar de posponer tus proyectos, ideas e iniciativas.

Sigue este consejo:

F Face
E Everything
A And
R Relax

Enfrenta todos tus miedos y relájate.

¿Te atreves a hacer una lista con las cosas que has dejado para después y escribir la primera cosa que podrías hacer hoy?

Compartir Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>