Cómo hacerle para que mi marido haga lo que yo quiero sin pelear

¿estás cansada de pelear y no has logrado que tu marido te haga caso y deje de hacer lo que te molesta?

Tal vez estás fallando la estrategia.

Cambia de estrategia

La historia de Susana

Ayer platicaba con una amiga mía muy querida a la que le mando un beso grande porque sé que muy probablemente esté leyendo esto que me contaba sobre la estrategia que sigue una amiga de ella a la que le llamaremos Susana que me pareció muy interesante y útil y decidí compartirla con ustedes.

La lista de cosas que quieres pedirle que cambia

Susana tiene una lista de todas las cosas que no le gustan de su marido y las que le gustaría que su marido cambiara entre ellas están:

- no cerrar la pasta de dientes

- no baja la tapa del WC cuando hace pipi

- no ayuda en la casa

- no se lleva la basura

- no pone sus trastes sucios en la lavadora de trastes

Vamos por partes y poco a poco

Susana lo que hace es que selecciona de esta lista una que para ella sea muy importante y decide trabajar durante ese mes con ese punto.  Digamos que este mes le toca a que tape la pasta de dientes.

Reforzando conductas positivas

mujeres entrenando a sus maridosBasada en el principio de que a los hombres no les gusta que las mujeres nos la pasemos diciendo todo lo malo que hacen ella olvida por completo todas las otras cosas que le molestan y se dedica a “entrenarlo” a que modifique esa conducta específica que a ella le molesta.

“Juanito por favor tapa la pasta de dientes porque se llena de bacterias sino la tapamos”

“Juanito por favor para mi es muy importante que la pasta esté tapada y no vamos a comprar dos pastas si ahora tenemos que compartir todo en la vida”

 

“Gracias Juan por tapar la pasta de dientes el día de hoy”

 

“Gracias Juan por hacer el esfuerzo y entender que importante es para mi que la pasta de dientes no se quede destapada”

Así le sigue Susana con Juan hasta que Juan logra tapar la pasta de dientes todos los días. Durante ese mes no le menciona nada sobre la taza del baño que dejó manchada ni sobre la basura que no recogió.   Una vez termina con ese punto puede pasar al siguiente.

A nadie nos gusta que alguien nos esté “j.. endo” o “ch..ando” todos los días con un millón de cosas que no hacemos bien.  En cambio si alguien nos pide de buena manera un favor podemos hacer algo por complacer a la otra persona y más tratándose de alguien que en realidad queremos.

El problema de las mujeres es que nos sentimos mamás de nuestros esposos y creemos que podemos ponernos a decirles como si fueran chiquitos que es exactamente lo que tienen que hacer y cuando nos “desobedecen” es entonces cuando empieza la pelea.  El punto es que nuestros esposos no son nuestros hijos y no están con nosotros para que los eduquemos, eso ya lo hizo su mamá y lo hizo mal seguramente para ti. Así que tu papel no es el de mami y no se te ocurra competir con ella porque jamás ganarás.  Tú tienes que hacer tu papel de esposa, pareja y compañera bien para que él también esté dispuesto a cooperar para hacerte feliz.

Cómo lograr que él haga lo que tú quieres

 
Si haces feliz a tu hombre él también querrá hacerte feliz
Mis reflexiones al respecto son:

1. Hacer feliz a tu hombre hará que tu hombre te quiera hacer feliz a ti.

Ya sé que a veces no parece justo pensar en que cocinarle, tener su ropa limpia, preocuparte de sus cosas, checar que tenga sus camisas planchadas sea parte indispensable de que la relación funcione pero no es nada más que la verdad.  Una mujer que quiere a su esposo se preocupa porque las cosas que son importantes para él funcionen bien.  Si le cocinas las cosas que le gustan, le demuestras que lo quieres en todas las cosas que haces por él lo más probable es que el te ame y quiera hacer todo lo posible por complacerte en la medida de sus posibilidades.  Finalmente no es tan grave ni cuesta tanto trabajo tapar la pasta de dientes si tú eres capaz de hacer tantas cosas por él.

2. Que sepa que él no es lo  único que existe en tu vida

Esto no quiere decir que no  le seas fiel ni que busques otros hombres.  Lo que quiere decir es que si en tu vida existen otros intereses como tu trabajo, tus amigas, tus hobbies, cosas que te hacen feliz puedes estar más en paz contigo misma y lograr tener un equilibrio en todos los terrenos de la vida.  Si tu vida consiste únicamente en él y tú no sales ni ves gente por otro lado tu autoestima se devalúa y él siente que te tiene bajo completo control. Cuando tú logras ser independiente y tener confianza en ti misma eso ayuda a que los hombres te valoren y te quieran tener contenta. 

3. Estar bonita

No nada  más para él.  Estar bonita te ayuda a subir tu autoestima y a atraer miradas de otras personas hacia ti.  Lo que a él le hace sentir que te debe de cuidar y  consentir.

4. Hacerlo feliz en el terreno sexual

Un hombre feliz en el terreno sexual siempre es más sensible a lo que su  mujercita que lo hace tan feliz le pide. 

5. Darle su espacio

A las mujeres nos cuesta trabajo entender eso de que os hombres necesitan su espacio para hacer sus cosas.  En vez de pelearte con él porque se va a ir a ver el futbol con sus amigos, aprovecha para también tener tiempo para ti y disfrutar el estar contigo misma.  Normalmente cuando a los hombres los sueltas con facilidad empiezan a sentir que ya no te importan y se preocupan por hacer cosas para complacerte.

Compartir Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>