Cuáles son mis talentos

¿Te cuesta trabajo aceptar que tienes talentos?

¿Crees que no eres talentosa porque no eres tan buena como otras personas que conoces para las artes, el baile, hablar en público o porque reprobabas matemáticas en la escuela?

Olvida tus traumas de aquello que te costaba trabajo. No tienes que ser talentosa en todo. Seguro Dios te equipó con talentos y virtudes. Si no los has encontrado empieza a descubrirlos:

¿Qué es aquello que la gente admira de ti?

Si crees que no hay nada que la gente admire de ti piensa en las ocasiones en las que la gente hace comentarios buenos sobre algo que haces bien.

- los ricos pasteles que haces

- lo bien que cuidas a tus hijos

- lo bonita que tienes arreglada tu casa

- la facilidad que tienes para bailar

- lo sociable que eres

- te vistes bonito

- eres muy buena para tratar a los niños

- todas tus amigas te cuentan sus penas porque eres buena para escuchar

Muchas veces pasa que como somos naturalmente talentosas para una cosa que no representa el mínimo trabajo para nosotras no consideramos que eso sea un talento pero la verdad es que no todas tienen el talento para maquillarse tan bonito como tú o para cuidar de todos los detalles de una fiesta.

Si hay algo en lo que quieres mejorar y por lo que sufres porque no crees que tienes el talento empieza a hacerlo, practica, practica y practica hasta que logres conquistar el miedo y lograr ser buena en lo que quieres.

Tips para adquirir nuevos talentos:

1. Salirte de tu zona de confort

Si en lo que eres buena en contabilidad pero te da pena hablar con gente y es necesario hacerlo para mejorar tu trabajo. Empieza a participar en actividades que te ayuden a hablar con más gente.

2. Disfruta aprendiendo cosas nuevas

No tienes que sufrir al aprender, disfruta al hacer esas cosas nuevas. Si te da miedo hablar en público considera tomar clases de teatro o poesía en la que lo puedas hacer de una forma relajada.

3. Recuerda que no tienes que ser perfecta

La perfección se adquiere poco a poco, no dejes que tus pensamientos de “no soy buena” no te permitan llegar a serlo.

4. Practica hasta conseguirlo

La práctica es la mejor maestra. Siempre hay una recompensa para aquellos que están dispuestos a dar el esfuerzo de ser mejores practicando.

Historias de mis clientes de Coaching

El baile no es uno de mis talentos ( o eso creo yo y es algo que ha estado en mi cabeza por mucho tiempo). Lo peor es que siendo de América Latina todo mundo espera que llegue a bailar salsa como una profesional. Como decidí que no voy a dejar que mi percepción de “no soy buena para el baile” me limite y me haga sentir mal decidí que voy a aprender y a romper con ese estigma que me limita. Esto lo pude decidir después de algunas sesiones con Karina en las que descubrí que aprender a bailar era algo que quería lograr. Ahora voy a clases y practico todos los días en casa y poco a poco voy mejorando. Ahora me siento con más confianza y me siento contenta de que estoy haciendo una de esas cosas que me cuestan trabajo. Por otra parte aprendí a descubrir que mientras otras personas son naturalmente talentosas para bailar yo tengo otros talentos que antes no apreciaba como la disciplina y la perseverancia. Antonia, 39 años

Afirmación: “Soy una mujer talentosa”

únete a mi Taller de la Autoestima

Compartir Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>