Ayuda a reducir la violencia contra las mujeres: un caso real de lapidación en el que puedes ayudar

Aunque a veces pensamos que no podemos hacer nada para ayudar a otras mujeres que son maltratadas, si existen formas en las que podemos ayudar mucho sin tener que hacer mucho realmente.

Empezar por enterarnos sobre lo que pasa es un buen comienzo y dejar de querer vivir con los ojos cerrados ante lo que pasa con muchas mujeres en este siglo.

Incrementa la confianza en ti misma con el Taller de la Autoestima

Tener la autoestima alta y confianza en ti misma es lo único que se necesita para lograr cualquier cosa que te propongas en la vida

Garantizado!!!
Regístrate

Lapidación en el Siglo XXI

Sakineh Mohammadi Ashtiani, madre de dos hijos, está presa desde 2005. En mayo de 2006 fue condenada a recibir 99 latigazos por mantener una “relación ilícita” con dos hombres. Con posterioridad, fue declarada culpable de tener una “relación extramatrimonial” y condenada a morir por lapidación.

La presión internacional ha generado diversas reacciones en el gobierno iraní. Las respuestas oficiales han sido contradictorias, algunos funcionarios han declarado que se suspendería la lapidación, otros han sostenido que la pena no se detendrá. El hecho, sin embargo,sigue siendo que la lapidación se mantiene como un instrumento de “la justicia” en Irán y una mujer -como muchas otras previamente- está en riesgo de perder la vida por esto.

La lapidación es un medio de ejecución muy antiguo el cual consiste en que los participantes lancen piedras contra el reo, hasta matarlo. Como una persona puede soportar golpes fuertes sin perder el conocimiento, la lapidación puede producir una muerte muy lenta. Se escogen para tal fin piedras suficientemente grandes para causar dolor pero no suficientemente grandes como para matar rápidamente a la víctima. En otras palabras, la lapidación está concebida para generar un sufrimiento enorme en quién es sujeto de la misma.

Amnistía Internacional señala que en Irán hay al menos ocho mujeres y tres hombres que corren el peligro de ser ejecutadas de este modo. Este tipo de ejecución es un castigo especialmente cruel que Irán aplica a hombres y mujeres casados acusados de cometer adulterio, desoyendo así a Naciones Unidas, según la cual tratar el adulterio como delito es contrario a las normas internacionales.

A finales de 2008 se reanudaron las lapidaciones en Irán. Con frecuencia no se informa a los condenados a muerte del momento previsto para su ejecución hasta el último minuto, lo que agrava su sufrimiento y el de sus familiares. En ocasiones tampoco se informa a los abogados con 48 horas de antelación como exige la legislación iraní.

Si te interesa sumar tu voz a la de muchas personas que se han manifestado en contra, puedes firmar aquí y sumarte al trabajo de Amistía Internacional en este tema.

Aquí encontrarás vínculos de noticias relacionadas y sobre las que vale la pena estar enterados.

La Lapidación de Soraya es una película de Cyrus Nowrasteh.La historia de Zarah y Soraya es verdadera, y fue documentada por primera vez en el libro homónimo de 1994, del ya fallecido periodista franco-iraní Freidoune Sahebjam (1933-2008). Tras haber escrito sobre el régimen desde un ángulo crítico, Sahebjam recorrió en secreto su Irán natal en 1986 cuando se topó con la aldea de Kapuyeh. Allí conoció a Zarah y escuchó su relato. Aquí puedes encontrar información sobre el film.

Publicado por Claudia Calvin en www.planetademujeres.com

Compartir Facebook

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>