LOS PROBLEMAS MAS FRECUENTES PARA EMPEZAR UN NEGOCIO

Por todos lados escuchamos que es muy difĂ­cil poner un negocio se necesita cumplir con muchos requisitos y gastar mucho dinero.

Parace que muchas personas que dicen que quieren poner un negocio se ponen a buscar todos los obstáculos que van a encontrar para convencerse de lo difícil que será tener éxito.

Tal vez es ahí donde comienza el problema y si en vez de tratar de comprobar que no tenemos una buena Ideas de Negocio o que es muy difícil empezaramos a tratar de creer en nuestro sueños y en seguir los pasos necesarios para alcanzar el éxito otra historia nos cantaría.

De hecho es el ejemplo que nos dan miles de personas que el dĂ­a de hoy tienen un negocio y que empezaron desde cero.


Ver algunas historias de Mujeres de Ă©xito

En estas épocas comenzar un negocio es más sencillo de lo que imaginamos si nos referimos a “arrancar el negocio como tal”.

Existen algunos tests para saber que tan capaz eres de poner un negocio. Aunque el Test te puede ayudar a definir si tienes o no la personalidad de un emprendedor. Los verdaderos obstáculos están en nosotras mismas. El mayor obstáculo es el miedo que nos da empezar y no tomar acción.

He encontrado que las razones más poderosas que tenemos para no crear el trabajo de nuestros sueños son:

1. Falta de ejemplos inspiradores



Normalmente cuando queremos pasar de un ejemplo que alguien más nos da a crear nuestro propio trabajo sentimos que estamos solas. Al ser empleadas estamos rodeadas de otras personas que también lo son. El ambiente en el que estamos nos hace pensar que no hay personas como nosotras que ya hayan tenido éxito emprendiendo su negocio.


Y los ejemplos que normalmente se nos vienen a la mente son de “gigantes” transnacionales que vemos muy lejanos a nuestra realidad. Eso no quiere decir que no haya personas como tú que si han podido empezar sus negocios sin capitales enormes tan solo haciendo bien lo que les gusta hacer y cobrando por ello.


Actividades recomendadas:



Hay muchas personas cercanas a ti que han emprendido y creado el trabajo de sus sueños. Búscalas y verás como las encuentras, platica con ellas.
:>Busca libros o páginas web de personas que están llevando a cabo proyectos como los que tú has pensado.

:>Busca grupos que tengan objetivos comunes a los tuyos. Esa es una de las razones por las cuales decidí crear www.planetademujeres.com pero hay más grupos.
:>Busca grupos que tengan aficiones comunes a las tuyas. Por ejemplo: Si quieres exhibir tus cuadros visita galerĂ­as, habla con los artistas. Si quieres dar servicios de consultorĂ­a visita ferias donde haya proveedores de servicios parecidos a los que tu quieres vender y platica con los expositores.
:>Participa en seminarios o eventos para emprendedores.



2. Miedo a ser tĂş la que pongas el ejemplo

Es importante que entiendas que tienes miedo porque significa enfrentarte a algo que no conoces. Te sientes más segura en lo que estás haciendo actualmente, aunque no estés completamente satisfecha de cierta forma prefieres quedarte ahí.
PodrĂ­as empezar a ver el miedo de diferente forma:

El miedo es normal, es símbolo de cuanto algo nos importa y nos emociona. Por ejemplo: cuando vas a emprender un viaje sentimos miedo y emoción a la vez. Es un proyecto que nos emociona, deseamos intensamente que todo salga bien pero tenemos un poco de miedo a los imprevistos, a lo que puede ocurrir que no sabemos cómo vamos a controlar. ¿y qué pasa? La mayoría de las veces todo sale bien. Encontramos la forma de solucionar aquellas situaciones que después terminan siendo la chispa de nuestro viaje “tomar un tren equivocado”, “confundirnos con el idioma”, “perder un avión”, etc.


Es cierto que van a ocurrir situaciones que no esperabas pero tu pasión por lo que haces te iluminará para salir adelante.


3. Miedo a fracasar

Este miedo es más bien un orgullo mal entendido porque no queremos hacer público que en realidad ya no estamos sintiendo pasión por lo que hacemos y queremos cambiar nuestra forma de vida. No queremos que nadie sepa porque no queremos que los demás se burlen de nosotras por intentar algo que a los demás les parezca loco.
Internamente, sabemos que en nuestra cultura tendemos mucho a criticar a las personas que se salen de los esquemas y estamos seguras de las criicas que recibiremos y los malos pronósticos. Es más los podemos oír.

Se los digo por experiencia yo pasé mucho tiempo publicando mis artículos en el anonimato. Tenía muchos lectores que no me conocían pero no me atrevía a decirle a las personas importantes en mi vida sobre lo que estaba haciendo.


Podía escuchar sus comentarios: “eso no va a funcionar”, “está bien pero…”, “tu crees que Karina cree que…” y así podemos seguir con miles de comentarios. Conserva tu orgullo y mejor empieza a aprender a ser orgullosa de las cosas que sabes hacer bien. Empieza por enseñarle a la gente pequeñas muestras de tus talentos y quédate con los comentarios buenos.


Ejercicio Mental:


Haz un compromiso con las voces destructivas

Cuando lleguen a tu mente comentarios negativos respecto a lo que tú haces o quieres hacer: imagina que esa persona los está escribiendo en un pedazo de papel (piensa en la persona que hace el comentario, seguro es alguien que te importa en tu vida), pídele que te entregue ese papel, recíbelo en tus manos con toda calma y mirando a los ojos a esa persona agradécele su punto de vista, explícale que vas a romper ese papel porque no es una energía buena para un proyecto en el que tú sí crees, dile que entiendes que ella/él debe de tener sus razones personales para pensar de esa forma pero que en este momento tú has decidido luchar por ello y prometelé algo que le entregarás cuando empieces a ver frutos de tu trabajo. Yo hice este ejercicio con una persona muy importante en mi vida y a cambio le prometí darle el dinero de mi primera venta cuando la tuviera.

Así estarás motivada por esas malas voces que no te dejan seguir para cumplir tu compromiso con ellas. Esas voces te pueden ayudar. Aprovéchalas.

4. No crees por completo que puedas ganar dinero haciendo lo que te gusta

De cierta forma crecimos pensando que para ganar dinero hay que sufrir y nos cuesta trabajo pensar que además de poder pasar nuestros días haciendo lo que nos gusta alguien más nos puede pagar por ello.

Para poder entender cómo los demás pueden pagarnos por hacer lo que nos gusta pensemos cómo es que nosotras felizmente pagamos a los demás por hacer lo que les gusta y estaríamos dispuestas a pagar a mucha gente más si nos diera servicios como los que deseamos. ¿le pagarías a alguien por cumplirte tus deseos?

Por ejemplo: felízmente le pagas a un cantante por ir a su concierto, a tu estilista por cortarte el pelo, a tu maestra de yoga. Así hay muchísimas personas que pagarían por lo que tu puedes ofrecer. Además al ser tu pasión tú sabes qué es lo que la gente necesita, qué se puede hacer mejor de lo que ya existe en el mercado. El dinero fluye cuando algo está siendo hecho especialmente, la voz se corre y más personas quieren tenerlo.


5. No sabes como



Nos paraliza crear nuestro negocio porque no existe fórmula preestablecida. Venimos de una sociedad paternalista que desde la niñez nos va dando instrucciones a seguir paso a paso. Nuestra misión es solo seguir los pasos y cumplir con las metas que se nos imponen para después llegar al siguiente objetivo.


Ejemplo: Hacemos la tarea, estudiamos para el examen, pasamos el examen, subimos de grado. Así pasamos de la primaria a la secundaria, de la secundaria a la prepa y así sucesivamente. Después tenemos que encontrar un trabajo: hacemos nuestro curriculum, buscamos trabajo, hacemos una entrevista: tenemos el trabajo.


Cuando viene a nuestra mente la idea de crear nuestro propio trabajo, de emprender nuestro propio negocio nos paraliza que no hay instrucciones ni pasos a seguir y pensamos que no podemos porque no sabemos cómo. Creemos que seguramente es muy complicado y ni siquiera nos molestamos por investigar en sí cuáles serían los pasos a seguir.


Tu opiniĂłn es correcta: “no hay fĂłrmula mágica”, pero si hay forma. Sino cĂłmo es que hay tantos negocios operando actualmente en los que gastas tu dinero . CĂłmo es que esos negocios emplean personas, venden, pagan impuestos. En estas Ă©pocas todo es más fácil y tampoco tienes que ser tĂş la que sepas todo la que hagas todo. Para eso existen servicios de personas que se concentran en hacer lo que saben. TĂş te puedes concentrar en hacer lo tuyo y dejar que los demás hagan los suyo para ayudarte en tu negocio.


Lo importante es empezar, decidirte a empezar. Una vez que empiezas todo lo demás fluye. Llega a ti solita la información sobre lo que necesitas, oportunidades para tu negocio, personas que te quieren ayudar, que quieren trabajar para ti.


Lo único que tienes que hacer por el momento es decidirte a empezar. Estar segura de que tú te vas a encargar de que tu sueño se vuelva realidad. Después de todo “Roma no se hizo en un día” y “nadie nace sabiendo”. Todo se puede aprender.


Estrategias recomendadas:



  • Investiga cĂłmo le han hecho otras personas que han tenido proyectos similares a los tuyos
  • Habla con gente que estĂ© haciendo lo que a ti te gusta y pregĂşntales cĂłmo le han hecho. Te sorprenderás cuanta gente quiere compartir como han llegado a donde están.
  • Empieza a visualizarte en el lugar que quieres estar. Haciendo lo que quieres hacer. PregĂşntale a ese “yo” que ya llego a la meta como le hizo para hacerlo, quĂ© te recomienda.
  • Planea tus siguientes dos o tres pasos que te pondrán en camino a llegar a tu objetivo final. No te paralices con la llegada a la meta. ConcĂ©ntrate solo en hacer los siguientes pequeños 3 pasos.










6. No quieres perder

A muchas mujeres les paraliza el “no querer perder”. Cualquiera que sea tu pérdida: tiempo, dinero o esfuerzo. No lo veas como una pérdida, es una inversión. Estás invirtiendo tiempo en aprender a como le tienes que hacer para poder tener el trabajo de tus sueños ¿no crees que vale la pena? ¿cuánto pagarías para que alguien te hiciera realidad tu sueño? ¿pensarías que perdiste tu tiempo o tu dinero por haber pagado para conseguirlo? Te aseguró que tus respuestas indican que estarías dispuesta a pagar lo que fuera para poder lograr tus objetivos. Pues entonces porque no empiezas. Por el momento el precio sólo es tu tiempo y tal vez un poco de dinero pero pronto las recompensas sobrepasaran el monto de tu inversión.


7. Las opiniones de los demás no pronostican éxito


“Si vas a emprender una nueva aventura, no le pidas consejo a alguien que jamás ha salido de casa”
Piensa cuantas veces tendemos a seguir opiniones de la gente cuando en realidad no saben de lo que están hablando.

Ejercicio:

Haz la prueba. Selecciona un tema que no sea muy conocido por la gente, lee un par de artículos al respecto, es decir: documéntate. Despues pregunta a unas 5 personas su opinión al respecto. Analiza sus respuestas. Seguramente más de 3 te contestaron algo que no se acerca a la verdad porque es un tema que no conocen pero si opinan.

Lo mismo ocurre cuando queremos preguntarle a gente que no esta relacionada con aquello que a nosotros nos apasiona. Seguramente nos darán “consejos” u “opiniones” que nos desmotiven. Por supuesto, porque es algo en lo que ellos no creen, no han pasado tiempo, no conocen, no les interesa.


Un ejemplo:

Ayer tuve una experiencia que me reiteró el aprendizaje de “no sigas el consejo de los demás, sigue tus instintos, haz lo que tú crees”. Estaba en la biblioteca y tenía a mis dos hijas conmigo. Una en la carriola y la otra viendo los libros junto a mí. Por unos segundos se deje de oír a Natalia cerca de mí. Asumí que se había ido con su papá que se encontraba en el mostrador. Cuando llegué al mostrador: Natalia no estaba ahí, guarde la calma y la empecé a buscar. Pasaron los segundos y no la encontrábamos entonces empecé a gritar como loca y un señor me hizo una seña indicando que Natalia se había subido. Mis instintos me decían que seguramente estaba viendo los libros de niños pero en vez de seguir mi instinto subí a buscarla más apanicada. Unos segundos después mi esposo la encontró leyendo un cuento.

Tal vez pienses que este ejemplo no tiene nada que ver. Lo estoy usando para hacerte ver como en el caso de mi hija yo dejé de hacer lo que yo creía que tenía que hacer por hacerle caso a alguien que no sabía ni siquiera quien era mi hija. ¿qué mejor que yo para saber dónde estaba Natalia?


De igual forma le preguntamos a quién no sabe de nuestra pasión si creen que podría ser un buen negocio. Si vas a pedir opiniones considera la fuente. ¿Le pedirías consejos médicos a un arquitecto?


Mis recomendaciones al respecto son:
• Considera la fuente
• Considera si los consejos son honestos o tan sólo te lo dicen para alejarte de tu sueño
• No permitas que alguien más te impida lograr lo que tú te propones



Sólo necesitas una idea. No tengas miedo y atrévete a comenzar tu propio negocio. Tan sólo tienes que creer en tu sueño.

Si no crees que eres capaz de arrancar un negocio tal vez tu autoestima ande un poco baja por lo que te invito a que te unas al Taller de Autoestima que impartimos en www.planetademujeres.com para ayudar a las mujeres a alcanzar sus metas y hacer sus sueños realidad.

Puedes agregar tus comentarios aquĂ­ abajo

Compartir Facebook

Comments

LOS PROBLEMAS MAS FRECUENTES PARA EMPEZAR UN NEGOCIO — 3 Comments

  1. Pingback: Planeta de Mujeres: Belleza, Moda, Exito, Dinero y Felicidad » COMO CAMBIAR TUS PENSAMIENTOS QUE NO TE DEJAN ALCANZAR EL EXITO

  2. El año pasado renuncié de mi trabajo y recibí un curso de cultivo de hongos comestibles, ya tengo la infraestructura necesaria para iniciar el cultivo, pero no me animo y prácticamente desde hace un año que estoy diciendo que voy a hacerlo y no me animo, por miedo a no obtener los ingresos necesarios para sostener a mi familia-

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>