Tips para sentirte bonita

Cuando eramos niñas no teníamos problemas para sentirnos bellas, ni para tener sueños, ni dudabamos de que alcanzaríamos nuestras metas.

Para volver a sentirte bella sólo tienes que empezar a practicar nuevamente lo que hacías antes:

no dejes que lo urgente sea más importante que lo importante

1. Regresa a hacer lo mismo que hacías cuando eras niña.

Tenías sueños y no dejabas que nadie te los robará.

Te divertías con cosas sencillas.

Sabías que eras bella y la más importante del universo.

2. No te compares con nadie y sigue siendo igual de orgullosa que antes por lo que eres, por tus talentos por lo que te hace ser bella.

Puedes encontrar todos los días algo por lo que debes estar orgullosa de ti misma, de lo que has logrado, de a quiénes has ayudado, de lo que te has atrevido a decir, tan sólo de que Dios te escogió para que estuvieras aquí.

3. No dejes de hacer las cosas que son verdaderamente importantes para ti

Si tú no les das la importancia necesaria nadie más lo va a hacer.

No dejes que lo urgente sea más importante que lo importante

Cuando crecemos un poco dejamos que la vida pase y no le damos importancia a lo importante. Nos concentramos en hacer las cosas urgentes y lo que a nosotras nos importa lo dejamos para después. Hasta que un día si tenemos suerte algo pasa que llega a “despertarnos” a decirnos “es hora”.

Es entonces cuando empezamos a darnos cuenta de que estamos frustradas por la vida que tenemos o por lo que no hemos hecho o por lo que seguimos haciendo o porque no hacemos lo que queremos hacer.

Un ejemplo muy personal es cuando viviendo en Australia fallece mi amiga Lesley de cáncer de pecho. Murió en menos tiempo del que todos imaginamos, ni ella yo creo que supo que tan pronto se iba a ir. Dejo a su hija de 2 años.

Así en la vida de todas ocurren situaciones que nos hacen ver ciertas situaciones que nos afectan y que ya no nos dejan seguir tranquilas.
A veces es la pérdida de un familiar, un cambio en nuestra situación de trabajo, una crisis personal, etc. Lo importante es que esa crisis nos puede inyectar deseos de cambio para un nuevo comienzo. Es una especie de permitirnos renacer y poder elegir lo que en verdad queremos hacer.

4. Recupera tu belleza, muéstrale al mundo tus talentos y sigue luchando por tus sueños.

Nunca mates a la pequeña princesa que habita dentro de ti. Lo importante es vivir feliz, hacer lo que te gusta, pasar tiempo con quién tu quieres y que tú estés contenta contigo misma.

5. Aprovecha cada nuevo día para renacer

La vida nos regala un nuevo día para comenzar de nuevo. Aprovéchalo al máximo y luce lo más bonita que puedas todos los días!